ARQUITECTURA: Centro Cívico Ajerquía de Córdoba

colaboradores-arquitectos-jorge-orondo-ajerquia-crujias-paralelas-1
colaboradores-arquitectos-jorge-orondo-ajerquia-crujias-paralelas-1
colaboradores-arquitectos-jorge-orondo-ajerquia-crujias-paralelas-2
colaboradores-arquitectos-jorge-orondo-ajerquia-crujias-paralelas-3
colaboradores-arquitectos-jorge-orondo-ajerquia-crujias-paralelas-4
colaboradores-arquitectos-jorge-orondo-ajerquia-crujias-paralelas-5
colaboradores-arquitectos-jorge-orondo-ajerquia-crujias-paralelas-6
colaboradores-arquitectos-jorge-orondo-ajerquia-crujias-paralelas-7
colaboradores-arquitectos-jorge-orondo-ajerquia-crujias-paralelas-8

Centro Cívico de La Ajerquía de Córdoba

La presente propuesta para la nueva sede del “Centro Cívico de La Ajerquía De Córdoba” surge del estudio de las condiciones de entorno persistentes. Del análisis del estado de las edificaciones existentes de su estructura espacial y de la normativa en vigor hemos alcanzado conclusiones de base para las decisiones conceptuales sobre la conservación y rehabilitación.

La intervención sobre los edificios existentes situados en los números 4 y 5 de la Plaza de San Agustín de Córdoba se basa en su incorporación como elemento estructurante de lo nuevo respetando diferentes niveles de conservación e intervención. Ambas edificaciones se incorporan mediante dos criterios fundamentales, por una parte entender el volumen edificado como una unidad que debe ser conservada y rehabilitada en su conjunto, por otra parte establecer un nivel de conservación que involucra la conservación estructural y tipológica de parte de lo existente.

Se conserva íntegramente la primera crujía de la edificación existente, esto supone el tratamiento y puesta en valor de la fachada principal como la fachada anexa a la crujas de los patios internos. Todos estos trabajos previstos sobre el edificio a restaurar son reformas que no alteran la composición pero si el estado de habitabilidad y confort de los futuros espacios de trabajo.

Sobre la fachada principal se ha pensado en un tratamiento que ponga en valor los rasgos característicos de la edificación original mediante tratamientos superficiales de acabados, el reajuste de la posición de algunos huecos pora poner en énfasis la organización compositiva y la estructura espacial y funcional interior. (Arquitectura Madrid 2010)